Grapette: haciendo vibrar a un clásico refresco latinoamericano

Grapette es un refresco de primera calidad con sabor a uva que lleva deleitando a los guatemaltecos durante décadas.
Aunque la marca es amada por los consumidores de todas las edades, el equipo Grapette decidió que era el momento de actualizar la imagen global de la gaseosa para tocar una tecla emocional entre las generaciones más jóvenes.

CBC, la compañía detrás de Grapette quería añadir un cambio experiencial y energético a la marca, algo que modificara su identidad, redefiniera su posicionamiento y la preparara para su lanzamiento a otros países de la región latinoamericana.

grapette

“Queremos ser una lovemark. Ser la Grapette todos conocemos y queremos, pero mejor…” – explicaba Felipe Morales de CBC, durante el pistoletazo de salida del proyecto.

Durante la primera de dos intensas visitas en Guatemala, Morillas Branding llevó a cabo una investigación de mercado en profundidad para evaluar las competencias, las oportunidades y los desafíos. La segunda visita implicó ir hasta el núcleo de la esencia de la marca y de la misión de la empresa a través de un taller concentrado, y con la ayuda de entrevistas con miembros clave del equipo de Grapette.

grapette

Los valores fundamentales se definieron y se refinaron para que apelaran a los consumidores jóvenes y despiertos: la autenticidad, lo positivo, la inspiración, la vitalidad y el poder de transformar los sueños en realidades. Estos valores se convirtieron en el trampolín para varios conceptos del nuevo posicionamiento Grapette, y luego fueron probados en focus groups.

Para dar inicio a la fase de desarrollo creativo, el logotipo de Grapette fue enriquecido: el violeta de la marca se hizo más vibrante y se enmarcó entre olas alegres y llamativas que se mueven en todas las direcciones. La tipografía se hizo más limpia y audaz para aumentar la legibilidad y se añadieron hojas de parra encima del nombre para enfatizar el sabor. Se realizaron innovadoras versiones en 3D de los diseños para botellas y latas y se desarrollaron diseños de la etiqueta que fueron probados entre los focus groups y los consumidores reales.

La nueva identidad global Grapette llegó a las tiendas en junio de 2015: una marca fue transformada para convertirse en atemporal, fresca y satisfactoria como un refresco en un caluroso día de verano.

Más información aquí.